Por Guillermo Herrero - Martes, 11 de Agosto de 2015 – Diario de Noticias-

Interesante articulo del pasado Agosto donde alguno ya presagiaba lo que nos venía:
"......Y termino: en la próxima convocatoriade oposiciones para profesorado de todo tipo, en la que habrá -no me cabe duda- un aluvión de plazas en euskera, convoquen igualmente un montón de plazas deoposición en inglés; así el problema estará en cauce de solución......"

Leer la carta completa

A propósito de suspender el programa en inglés, quisiera hacerles alguna consideración a la Presidenta y al Señor Consejero, con el respeto que, saben, me merecen:

Primera: anunciar la decisión de suspender el desarrollo del llamado programa PAI deenseñanza en inglés en los Centros Públicos de la Comunidad Foral porque se dice... porque hay que evaluar... porque... no me sorprende, si no fuera por la pobre argumentación que pretenden colarnos.

Segunda: dudar de la calidad del programa y de las habilidades de algunos de sus profesores, de la falta de materiales.... pues mire, en eso tienen algo derazón, porque es sabido -y ustedes lo saben muy bien- que, cuando se inician los primeros pasos en un programa bilingüe, estas dificultades son absolutamente habituales (no quisiera tener que recordar y narrar la falta de fluidez lingüística y expresiva, la falta de materiales y la falta de titulaciones en el idioma, e incluso a falta de titulaciones académicas de muchos profesores y profesoras que se empeñaron en lanzar la educación en euskera en los años 70 y 80).

Tercera: en Navarra se llevan cinco años de retraso respecto a estos programas o secciones bilingües en otras Comunidades que, como ustedes sabrán, también les preocupa la mejora de los programas, que han detectado las mismas carencias,pero que no se les ocurre, ni por asomo, paralizar o suspender los mismos. Está claro que no tienen los mismos intereses que su Gobierno.

Cuarta: que nos digan que la suspensión se deriva de su enorme interés en hacer las cosas bien, en este caso, con la enseñanza en inglés, es tratarnos como tontos, y somos ciudadanos normalitos. A ustedes les interesa este tema muy poco, si no fuera porque dicen y afirman que va contra la enseñanza y el aprendizaje del euskera, y ésa es la cuestión. Lo demás son historietas para incautos, porque, claro, estos mismos programas en Aragón, La Rioja y en toda España (dónde, insisto, nos llevan algunos cursos de ventaja), irán también contra el euskera. ¿O no? .

Quinta: No nos dicen en qué consiste esa suspensión. Yo espero que consista sólo en que no se inician los grupos de 3 años en los centros NUEVOS que se incorporan al modelo bilingüe castellano-inglés, porque cualquier otra suposición sería una barbaridad inconcebible. ¿Qué les han hecho a ustedes estos alumnos y sus familias? ¿Se van a poder incorporar al programa bilingüe el curso próximo? ¿o va a seguir suspendido? Si la suspensión tuviera un alcance mayor, mi reflexión sería otra; y, por supuesto, de otro tono.

Finalmente, alguna sugerencia, porque siempre he creído que es bueno criticar y ofrecer salidas coherentes a los problemas:

- Si quieren ustedes, de verdad, mejorar la enseñanza bilingüe castellano–inglés, comiencen ya, el próximo curso, abriendo, en colaboración con la UPNA, el grado de "Maestro en infantil y primaria eninglés", como ya se hace en euskera. Así, al final de su legislatura, su preocupación habría terminado. La Universidad privada ya lo hace.

- Mientras tanto, como se hizo con el euskera, liberen ya, para el curso que viene, a 50 profesores de infantil para que durante 8 horas al día se preparen a fondo en inglés y, además, pasen dos meses en un país de habla inglesa. Esto mismo, repito, se hizo en Navarra durante muchos, muchos años con el profesorado que iba a impartir sus clases en euskera. Hubo profesores que tuvieron, para esta finalidad de enseñanza en euskera, una liberación de hasta dos años completos. Al curso siguiente los liberados serían 50 profesores de primaria y otros 50 de Secundaria, y así hasta durante seis años.

- Al mismo tiempo abra, también en la UPNA, cursos intensivos en inglés, altamente subvencionados, para que el profesorado futuro de secundaria, pueda llegar al C1 (aunque, mientras tanto, el B2 tampoco está mal), incluyendo una bolsa para pasar dos meses en Gran Bretaña o cualquier otro país de habla inglesa.

Como en este tema hay prisa, les recuerdo que, tanto el Gobierno Vasco como el Gobierno de Navarra, diseñaron un titulo propio acreditativo del conocimiento del euskera, al margen de las escuelas de idiomas o universidades: el EGA, en los que con un único examen el profesorado quedaba habilitado por el Gobierno respectivo. ¿Porque no hacen lo mismo con el inglés?

Y termino: en la próxima convocatoria de oposiciones para profesorado de todo tipo, en la que habrá -no me cabe duda- un aluvión de plazas en euskera, convoquen igualmente un montón de plazas de oposición en inglés; así el problema estará en cauce de solución.

Todolo demás es hablar de otra cosa -en la que ustedes están, y eso se espera-, pero no nos digan falsedades a partir de una pequeña verdad: la de que hay algún profesorado con dudosa preparación, pocos materiales, ya, ya... Pero causa risa pensar que el primer gobierno de corte nacionalista vasco en Navarra nos quiera convencer de que su máxima preocupación en el ámbito educativo es la correcta enseñanza del inglés desde el minuto uno. Por cierto, sólo en los centros públicos, porque encentros privados, concertados e ikastolas, tal propuesta, ni se les ha ocurrido.

Dicho lo cual concluyo con una pregunta ¿y que hacen en este asunto"Podemos" e "Izquierda Unida"?

Guillermo Herrero Maté, es licenciado en Filosofía y Letras, sección de Historia, por la Universidad de Zaragoza. Profesor de Geografía e Historia en el Instituto Plaza de la Cruz de Pamplona desde 1976,es catedrático de la misma materia. Ha sido jefe de estudios y director de estecentro pamplonés; director de Enseñanzas no Universitarias del Gobierno deNavarra, director general de Educación,y presidente del Consejo Escolar deNavarra.