MANIFIESTO DE LA FEDERACIÓN DE APYMAS BRITISH-TIL-A SOBRE LA IMPLANTACIÓN DE LOS PROGRAMAS BILINGÜES EN NAVARRA 

 

1.- La Federación de colegios públicos British y TIL-A de Navarra surge en 2008 como una asociación de Apymas para la defensa de una enseñanza pública, de calidad y bilingüe.

 

2.- El programa lleva funcionando quince años en Navarra por lo que no se puede considerar un programa experimental. Por ello es imprescindible regularizar y fortalecer el marco legal de estos programas. Creemos que la enseñanza en dos lenguas vehiculares tiene unas características y presenta unas necesidades propias, por lo que lo lógico es que tenga el carácter de modelo.

3.- Deseamos que exista una respuesta a la cada más creciente demanda social sobre la comunicación en lenguas extranjeras como una de las competencias clave necesarias para mejorar la calidad y la eficacia de la educación y la formación, tal y como plantea la  Unión Europea como objetivo para el 2020.

4.- Apoyamos plenamente el proyecto de realizar una evaluación de los diferentes centros y el estado y calidad de su implantación con su correspondiente plan de acción; para ello ofrecemos toda nuestra colaboración y esperamos recibir propuestas claras de mejora para los centros y el compromiso del Departamento y el Gobierno de Navarra de llevarlas a cabo.

5.- Pedimos continuidad del proyecto escolar elegido para nuestros hijos e hijas en todo su itinerario educativo. Nos preguntamos por ello si está hecha la previsión de los institutos que recibirán a las promociones que finalizarán primaria próximamente.

 

6.- Queremos estabilidad ante la temporalidad del profesorado que es uno de los mayores obstáculos para la continuidad de un proyecto educativo innovador. Sólo un compromiso a largo plazo permite identificarse con él e ir acumulando y compartiendo experiencias que lo enriquecen.

 

7.- Solicitamos que se implanten las medidas adecuadas, como la formación continua, para que el nivel del profesorado sea el adecuado (al menos C1), como se ha hecho en otros modelos bilingües.

 

8.- Asimismo creemos que es fundamental que el profesorado cuente con  asesoramiento y tiempo para construir un proyecto curricular y lingüístico de centro, y tengan disponibilidad en su horario para elaborar materiales y recursos didácticos.

 

9.- Por último, demandamos recursos para atender a la diversidad, la gran olvidada de estos programas. Los centros con más población en desventaja social no necesitan que se rebajen sus expectativas sino que se les dote de medios para que toda la población alcance altas metas educativas.

 

A la vista de todo lo expuesto consideramos que tenemos suficientes elementos para abordar sin más demora un plan de consolidación y mejora del programa bilingüe en Navarra que tantos padres y madres navarros hemos elegido.

Pamplona, 10 de noviembre de 2015